2 de febrero de 2009

Emocionante rivalidad

Hay rivalidades que marcan una época. Éxitos que encuentran su complemento en fracasos incontestables. Grandes victorias que hacen que la caída del perdedor sea aún mayor, y en ocasiones que su resurrección sea de un calibre tal, que alcance el estatus de leyenda o mito.


Muhammad Alí no hubiera sido el mejor sin Joe Frazier y sin su mítica pelea en Kinshasa contra Foreman. Los Lakers y los Celtics no serían lo que son hoy si el otro no hubiera existido (teniendo esta rivalidad entre colectivos su extensión natural en el campo individual entre Earvin "Magic" Johnson y Larry Bird). Karpov y Kasparov. McEnroe y Borg. Palmer y Nicklaus. Montana y Marino. Hay muchas y todas ellas intensas y particulares en las relaciones que los protagonsitas tenían entre sí.


Ayer terminó de nacer una de las rivalidades que será de las más grandes en la historia del deporte. Federer y Nadal. Nadal y Federer. Suponen, ambos, el triunfo del talento, el afán de superación, el amor por un deporte y, sobre todo, el respeto al rival.






El suizo posiblemente es el mejor tenista de la historia (Borg y Sampras mediantes). Decir Roger Federer significa hablar de clase, estilo, superioridad y talento natural. Es un hombre nacido para hacer lo que hace, y nadie lo hace mejor que él.


Rafa, candidato a suceder a Roger como aspirante a ser posiblemente el mejor de la historia, es la garra, la mentalidad, la fuerza y el físico aunado en el talento natural de una persona nacida para destacar en el deporte que se hubiera propuesto. Nadal no nació para jugar al tenis, Nadal nació para el deporte. La cuestión es que eligió la raqueta.


Esto no hace ni mejor ni peor a uno u otro. Esto hace más grande su rivalidad. Tienen un tenis tan distinto, ganan en todas las superficies y gracias a virtudes dispares. Talento frente a garra. Estilo frente a físico. Saque y volea frente a profundidad de pista. Superioridad técnica frente a mentalidad superior. Que sean tan diferentes y buenos es lo que hace que esta rivalidad, aderezada con su buena relación personal y profesional, sea especial, emocionante y en un futuro, a buen seguro que histórica.

Ayer evidenciaron con detalles la grandeza que los dos transpiran. Federer al llorar por no haber conseguido su anhelada victoria, después de tantas, y Nadal por respetar al suizo. Emocionante.

8 comentarios:

  1. En mi opinión Federer es el tenista mas grande.
    Ese estilo para jugar, poner la pelota donde quiere, esa clase.... Casi nadie tiene esa maestria jugando salvo alguna excepción.
    Nadal reconozco que es un grandísimo jugador pero lo veo asi porque tiene unas condiciones físicas que no son normales, tiene mas a favor eso que su estilo de juego, es resistencia pura, corre sin parar, se mueve de un lado a otro, pero le falta la clase de Federer, eso si va a ser el jugador con mas trofeos, tarde o temprano y puede que el mejor de la historia

    ResponderEliminar
  2. Eso es indiscutible.

    Tengo constancia del fanatismo exagerado que gira en torno a la figura de Rafa, pero es justo decir que Federer es, por ahora, más grande y que desde luego, siempre será mucho mejor técnicamente. Aquí no debe haber duda.

    Otra cosa es si hablamos de mentalidad. En eso Rafa es posiblemente uno de los mejores deportistas de la historia (poned top20).

    ResponderEliminar
  3. Yo me quedo con las personas. La sociedad los mitifica, Nadal y Federer, dos grandes maestros, dos seres superiores. Pero ayer vimos personas y no mitos, vimos esas lagrimas y esos sentimientos que parecen no existir en otros deportes como el futbol, y eso es lo que hace grande a estos dos muchachos, porque demostraron que por encima de la rivalidad esta el respeto y la amistad...

    ResponderEliminar
  4. Tienes razon Juanan tenemos vistos a los deportistas de élite como maquinas. Ayer yo creo que Federer vio como su reinado empiezo a tener el principio del fin por eso lloro, porque ya pocas cosas puede hacer contra Nadal; a no ser que mentalmente se ponga a 100 y este muy centrado. Tener la cabeza en su sitio es muy importante.
    Cierto es lo de el fanatismo hacia Nadal creo que eso nunca es bueno para un deportista, se acaba teniendo ciertas manias cuando luego en verdad son buenas personas, veamos casos como Alonso y Nadal...

    ResponderEliminar
  5. Federer tiene un bloqueo mental con Nadal. Su bloqueo empieza con el saque y termina con puntos que con los demás mete y con Rafa, no. Le tiene comida la moral.

    Lo de ayer, las finales de RG y de Wimbledon están marcando historia en el deporte, y a mí me gusta observarlo al detalle para que dentro de unos años no se me escape nada y pueda recordarlo.

    ResponderEliminar
  6. Dani (Teruel-Existe)3 de febrero de 2009, 9:46

    Enhorabuena a tí también: me he dado cuenta que soy la visita número 1000.

    ResponderEliminar
  7. ¿Si Dani (Teruel-Existe: Villahermosa del Campo es el pueblo más bonita de España)es Belanche? ¿Quién es Dezaragoza?

    ¿El mismo?

    ¿Qué hace Widmore en la isla? ¿Podrá llegar Desmond a L.A. apoyado por Penny? ¿Conseguirá Faraday solucionar los problemas espacio-tiempo? ¿Se enterará de una vez Richard Alpert de que Locke es su líder porque Jacob le ha envíado? ¿Conseguirá Jack erigirse como el auténtico líder de los losties y salvar al resto de perdidos? ¿Será Ben bueno o malo? ¿Qué significa una bomba de hidrógeno?

    ¿Por qué mojé ayer la cama al ver el capítulo?

    ResponderEliminar
  8. la bomba de hidrogeno la mando los united states of america. Faraday va de pringao pero se sabe todo. El Sr.Widmore de joven era un pringao y un rastrero. Jack muere al acabar la serie. Richard abusa del botox y la estetica por eso siempre esta igual sin una sola arruga.Prometo desvelar que es la nube negra, pero en la proxima entrada que Cepe haga sobre Lost. Por cierto porque ponen estos códigos de verifacion tan chungos cuando quieres poner un comentario parecen letras que estan en un estado psicotrópico. Saludos

    ResponderEliminar